CENTRO FORMACIÓN SOCIOSANITARIA

¿Quiénes somos?


CENTRO DE FORMACIÓN PROFESIONAL ESPECÍFICA SAN JUAN DE DIOS

fotos-para-quienes-somos-04  fotos-para-quienes-somos-05  6

El Centro de Formación Profesional San Juan de Dios, siguiendo el modelo asistencial de la institución a la que pertenece, se consolida como un Centro de Formación sociosanitaria que tiene como objetivo una enseñanza de calidad con un modelo de asistencia humanizada. El Centro de Formación Profesional está ubicado en el “Centro San Juan de Dios” de Ciempozuelos (Madrid). Se trata de un complejo asistencial y educativo de miles de personas, entre pacientes, profesionales sanitarios, alumnos y profesores con una trayectoria docente de más de 50 años en la formación de profesionales de la salud. La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios promueve centros docentes en los que se enseña con un estilo propio basado en la humanización. La formación Profesional de San Juan de Dios representa una buena oferta educativa a los jóvenes que sienten una especial sensibilización por el mundo de la salud y las personas dependientes o con necesidades de integración. Cuenta con la garantía y la experiencia de personal docente en contacto directo con la asistencia que aporta una visión real y actualizada de las necesidades de formación y de las competencias que han de desarrollar los futuros titulados. Las titulaciones de Grado Medio son de enseñanza gratuita mediante convenio con la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. Las titulaciones de Grado Superior se imparten en régimen de centro privado.

Soledad Ferreras Mencía

Soledad Ferreras MencíaDirectora

La atención a la persona enferma es cada vez más técnica y cualificada requiriendo de los profesionales de la salud, una constante actualización y preparación. Si hablamos de persona enferma tenemos que garantizar la atención a la enfermedad, pero también tenemos que garantizar la atención a la persona, ya que son dos conceptos indisolubles.Para una correcta atención a la enfermedad, en el Centro San Juan de Dios, hay una permanente preocupación por los programas formativos y su actualización constante, gracias a las aportaciones de los profesores que, además de docentes, son profesionales de la salud en distintos ámbitos. Esto les hace conocedores, en primera línea, de las necesidades reales que tiene el enfermo y, en consecuencia, de la formación que necesitan los profesionales que van a trabajar con ellos.Para una correcta atención a la persona damos a nuestros alumnos una formación desde la humanización. El enfermo, el necesitado, el dependiente, son el centro de toda nuestra atención. Nuestros alumnos deben entender que no es posible ocuparse de la salud de una persona sin aproximarse a ella. Si no nos acercamos al enfermo ponemos un obstáculo en su proceso de curación, ya que el propio enfermo es el principal agente terapéutico.